Alerta y movilización de trabajadores del casino de Tigre

ATE organizó una asamblea en la puerta de Trilenium. Inquietud por los anuncios de Vidal. El delegado general de la Junta Interna indicó, “hay que armar una mesa de trabajo”.

En el marco del estado de movilización y alerta declarado por  ATE, diversos sectores participaron de la asamblea general convocada por la seccional Tigre en la puerta del casino Trilenium. “Fue en respuesta a los anuncios recientes de la gobernadora María Eugenia Vidal; también para concientizar a la población sobre la actividad”, explicó a Guía de Noticias Leandro Saint Bonnet, delegado general de la Junta Interna del casino.

Contó que el diálogo con el Instituto Provincial de Lotería y Casinos está semi cortado. Aunque aclaró, “tuvimos hace unos días una reunión con el director provincial de Casinos e Hipódromos, fuimos la única entidad gremial que se reunió, planteamos nuestra preocupación y quedamos en conformar una mesa de trabajo”.

Vidal anunció recientemente el cierre de tres casinos y de los nueve restantes, siete entran en un proceso licitatorio – Sierra de la Ventana y Sasso tienen contratos vigentes –.  Según mencionó el representante gremial de ATE, “los pliegos, por 20 años, contemplan la explotación de casi 4 mil máquinas, mantenimiento y puesta en valor de los edificios, más la reparación del juego de mesa”, y reveló, “se transfieren mil millones de dólares”.

“La duda  a partir de la falta de comunicación es por las fuentes de trabajo y la seguridad jurídica. El presidente de Lotería dijo en una entrevista mediática que el artículo 37 debería ser revisado en el Legislativo, ese artículo regula la explotación del juego por parte del Estado en Provincia.

Insistió: “Tenemos tres meses de transición. Los pliegos salieron ahora y la adjudicación sería en mayo. En este tiempo hay que armar una mesa de trabajo”. Además, comentó que desconocen cómo serán reincorporados los trabajadores de los casinos que cierren, que serían trasladados varios kilómetros.

En cuanto a la ludopatía, Saint Bonnet consideró que “la gobernadora tenía la decisión a principio de año de cerrar diez centros y ATE rechazó la medida. Ahora, los usa de escudo”. Añadió que “cerrar tres casinos donde hay bingos no significa terminar con la ludopatía. Las máquinas tragamonedas generan mayor adicción, sumado a todo el juego online y clandestino”.

De hecho, en territorio bonaerense funcionan 46 bingos con 24 mil tragamonedas, y la transferencia de explotación y fondos van directo al privado.

“Es una actividad que siendo bien explotada y transparente produce muchos beneficios. Pero el juego está mirado de costado porque durante años fue la caja de muchos políticos”, concluyó.

Print Friendly
FacebookTwitterGoogle+Compartir