Caldeado debate en el Concejo por la infraestructura escolar

La oposición presentó una Emergencia Educativa para acelerar la reparación de escuelas. Cambiemos rechazó la iniciativa y defendió la gestión del área. Tribuna exaltada.

Con el telón de fondo de una nueva jornada de protesta nacional educativa, en el Concejo Deliberante de Morón debatieron un proyecto de Ordenanza que pretendía declarar una Emergencia Educativa en el distrito. La iniciativa nació en el seno de los bloques opositores y buscaba facultar al Departamento Ejecutivo para que utilice el 100% de los recursos del Fondo Educativo Nacional para realizar las reparaciones más urgentes en las escuelas públicas. También hacía foco en el Servicio Alimentario Escolar.

Sin embargo, Cambiemos tildó al proyecto de “no agregar valor” a lo que ya hace la gestión municipal en estos temas, y sostuvo que todos los establecimientos están abiertos. Acusó a Unidad Ciudadana de “oportunista”, enrostrándole sus deudas en infraestructura escolar cuando fue gobierno. Las 12 manos del oficialismo inclinaron la balanza para rechazar la propuesta, mientras que los 8 miembros de Unidad Ciudadana, los tres del massismo y la legisladora del GEN lo defendieron. Faltó a la sesión la peronista Karina Godoy.

Hernán Sabbatella, referente de la bancada K, consideró que una Ordenanza en materia de infraestructura escolar y servicio alimentario sería “una herramienta facilitadora que obtendría el Ejecutivo para brindar soluciones a la comunidad”. Y amplió, “le damos a Ramiro Tagliaferro facultades técnicas y administrativas para que con 70 millones de pesos ponga en marcha las obras”.

En cambio, Leandro Ugartemendía, presidente de la bancada macrista, consideró que la declaración de emergencia “llega tarde, ya que tiene media sanción la ley provincial de materia de infraestructura escolar”, y que asimismo “Morón desde 2017 trabaja para revertir años de descuido de mantenimiento edilicio”. El edil indicó: “El equipo de Tagliaferro realizó un relevamiento en las escuelas el pasado verano y ahora Provincia hace arreglos en 67 escuelas y ninguna tiene problemas de gas”.

Por otro lado, Jorge Laviuzza lamentó que  el PRO desestimara el expediente. El massista consideró apropiado que mientras se aprueba una emergencia provincial el municipio cuente con una propia, y fiel a su estilo disparó hacia el oficialismo: “¿Cuando baje la emergencia provincial la van a rechazar también?”.

“La situación que vemos en las escuelas es preocupante”, alarmó Sandra Yametti. “Esto no significa que el gobierno actual no haya hecho nada. Pasamos a discutir de unos y de otros (en relación con el kirchnerismo y el macrismo), pero perdemos de vista el problema real”, apuntó. Recordó asimismo que el proyecto de emergencia fue elaborado antes que se trate en la Legislatura provincial una norma similar.

Por último, Cambiemos equiparó una declaración de emergencia con un fracaso de gestión. “No quieren que saquemos una declaración de emergencia sino una de impotencia”, dramatizó Emiliano Catena. Y para Ugartemendía, “este proyecto sea quizá necesario en distritos vecinos gobernados por intendentes que están hace mucho”, deslizó en relación con la emergencia sancionada por Ituzaingó.

TRIBUNA CALIENTE

Los concejales debatieron por más de una hora ante padres de alumnos, docentes y estudiantes de la Escuela Dorrego presentes en la tribuna y en el hall de acceso. Parte de ese público protestó días atrás en el Consejo Escolar.

Cuando Ugartemendía, presidente del bloque Cambiemos, sostuvo que gracias al nuevo SAE “hay chicos que pudieron conocer el yogurt” desde las gradas le llovieron abucheos.

Entonces entró en acción la presidenta del Cuerpo, Analía Zappulla, quien amagó con expulsar a la gente de la barra. “Esta es la casa de la democracia, sólo los representantes del pueblo pueden hablar. Si vuelven a interrumpir los hago desalojar”, les advirtió. Sin embargo, algunos militantes persistieron en las interrupciones durante dicha sesión.

FUEGO CRUZADO

Momentos después del encuentro en el Deliberativo, el intendente Tagliaferro empleó las redes sociales para fijar posición.

“Gobernaron 16 años, dejaron las escuelas destruidas y ahora piden la Emergencia Edilicia. Nosotros nos ocupamos y en menos de tres años estamos haciendo obras en el 53% de los establecimientos, dando respuesta a una deuda histórica. A través del Fondo Educativo provincial, ya estamos realizando mejoras en la infraestructura de 26 establecimientos.

Con el Sistema Alimentario Escolar, refaccionamos cocinas y comedores en 48 instituciones y continuaremos con 40 más.

Lamentamos la política oportunista y el profundo desconocimiento sobre lo que pasa en las escuelas de Morón”.

Print Friendly
FacebookTwitterGoogle+Compartir