El Frente Renovador quiere ordenar sus propias internas

Definiría entre octubre y noviembre candidaturas provinciales. La “grieta” massista: el Peronismo Federal o todos contra Macri. Los últimos movimientos de Massa.

El Frente Renovador quiere ordenar su interna antes de salir a la cancha y evitar que la grieta también lo consuma. Por eso, Sergio Massa recorre la provincia de Buenos Aires y mantiene reuniones de trabajo con las dirigencias seccionales. La idea es subsanar diferencias que mantienen quienes se ilusionan con la foto del tigrense, Pichetto, Urtubey y Schiaretti, con aquellos que trabajan por una interna que incluya el kirchnerismo.

Para evitar la dispersión, el massismo adelantó los tiempos pre electorales, determinación que fue anunciada por el propio Massa a concejales, diputados y dirigentes el viernes en Morón. En primer lugar, el 26 de octubre una convención definiría precandidaturas a la Gobernación. Todas las fuentes consultadas por Guía de Noticias apuntan a que Daniel Arroyo será uno de los bendecidos; el diputado apuesta a la “gran interna peronista” y firmó una solicitada contra una “proscripción” a Cristina Fernández.

Noviembre promete ser un mes caliente: los massistas delinearán sus candidatos a las intendencias, por lo cual empiezan a moverse las fichas. Evitar una confrontación en las PASO es la premisa. “Vivimos en otras elecciones que las internas no ayudan al espacio, así que generaremos listas únicas”, indicó una concejal que asistió a la jornada de trabajo en Morón.

“¿Por qué también definir ya las candidaturas a intendente? Porque quizá en otras elecciones tardamos en mostrar nuestras propuestas y candidatos, y no tuvimos tiempo de lograr más conocimiento y aceptación”, reflexionó otro edil presente en la actividad. La idea de la cúpula renovadora es dar previsibilidad a la agenda de trabajo y aprovechar de lleno el verano para instalar postulaciones. Y estar armados para una posible PASO contra otro espacio peronista.

En el salón Le Parc encabezaron la jornada el ex intendente de Tigre, los diputados nacionales Graciela Camaño, Arroyo y José de Mendiguren; Malena Galmarini y el legislador bonaerense Rubén Eslaiman. Fue el anfitrión Martín Marinucci, actual director del OCEBA, y asistieron concejales, dirigentes y sindicalistas de todos los distritos de la Primera Sección.

LA “GRIETA” RENOVADORA

El Frente Renovador también es atravesado por la “grieta”. Camaño discutió en los últimos días con Felipe Solá, Daniel Arroyo y Facundo Moyano en Twitter a causa de los acercamientos de estos dirigentes con el conglomerado que orbita alrededor de CFK. El domingo reprochó a Arroyo su firma de una solicitada en contra de una “proscripción” a Cristina Fernández. Solá, por su lado, pidió la unidad de la mayor parte de la oposición para enfrentar a Macri tras la victoria de Bolsonaro. “Incluso los cuatro de la foto”, expresó en referencia a Massa, Urtubey, Pichetto y Schiaretti.

La discusión está abierta y no se saldará con el adelanto de candidaturas en las próximas semanas. “No somos como el PRO y como el kirchnerismo, en los cuales no se puede discutir y manifestar diferentes opiniones abiertamente”, excusó un concejal de la región oeste.

Sin embargo, las opciones están claramente definidas. Por un lado quienes apoyan una “alternativa” peronista sostienen que es la “opción dentro del peronismo no K, uno que no tenga mucho fanatismo”. “Sergio ve a los gobernadores muy predispuestos a armar un frente alternativo por fuera de Cristina y Cambiemos”, se entusiasmó un dirigente y sindicalista del corredor oeste.

Por el otro, están quienes ven con buenos ojos el alto nivel de adeptos que mantiene la ex presidenta. Piensan que “si tenemos vocación de poder, la única alternativa es la gran interna, donde el que gana conduce y el que pierde acompaña. Es la opción competitiva para ganar en todos los niveles. Hacerlo en otro espacio es funcional a Macri”, analizó ante Guía de Noticias una fuente de Tres de Febrero.

El propio Massa se encargó de bajar el tono tras cerrar el Congreso de Seguridad desarrollado en la UNSAM – asistió el rector Carlos Greco -. “Siempre aparecen los celos, cuestiones chiquitas de la política. Dimos varias batallas en 2013, 2015 y 2017, y aprendimos que hay que tener una mirada generosa de la política y reconocer al otro que hace algo”.

Sin embargo, más allá de algunas definiciones políticas, el líder del espacio evita pronunciamientos electorales tajantes. Y trata de ganar espacio en la agenda económica y social.

Por estas horas, varios massistas evalúan que  “el Frente Renovador considera que esta coyuntura es una oportunidad única que lo vuelve a poner a Sergio Massa en el centro de la escena, en términos de construcción y de elección. La gente no quiere volver al pasado, pero no puede vivir con Macri”.

Print Friendly
FacebookTwitterGoogle+Compartir