Valenzuela se cansó: “Decimos basta” a las amenazas de bomba

En otro día con múltiples llamados intimidatorios, el jefe comunal difundió un comunicado en el cual señala que el municipio demandará a los responsables. Los casos de Morón e Ituzaingó.

En una jornada en la cual las amenazas de bomba incluyeron al edificio municipal, lo que produjo la evacuación incluso del Concejo Deliberante, el intendente Diego Valenzuela ratificó su dureza con los responsables de estos hechos, mediante una carta difundida en redes sociales.

Allí, el jefe comunal menciona que “cuando ocurre un hecho de violencia, siempre hay un responsable. Las constantes amenazas de bomba que interrumpen a diario las clases en escuelas de Tres de Febrero, y que hoy al mediodía suspendieron también las actividades en la Municipalidad, son hechos de violencia y como tales los estamos tratando desde el Estado municipal. En coordinación con el fiscal de San Martín estamos trabajando para encontrar a los responsables. Quizá sean estudiantes, jóvenes que crecieron en el país de la viveza criolla y creen que es gracioso o pícaro. No es gracioso malgastar los recursos públicos. No es pícaro generar inquietud. No es bueno evadir el trabajo y las responsabilidades (…). En todo caso es una práctica que muestra cuán necesario es el cambio cultural que estamos construyendo”.

Y agrega, “también puede haber estímulo de la vieja política, a la que parece no importarle usar a jóvenes y quitarles posibilidades de educarse si sirve para sus fines de crear inquietud en la sociedad. Como parece mostrar el caso difundido sobre un docente de Quilmes imputado de haber hecho un llamado de amenaza en la escuela donde da clases”.

En el comunicado informa que “durante el último mes se registraron 126 denuncias de bomba en escuelas públicas de Tres de Febrero y 40 en escuelas privadas. Las investigaciones llevaron a la identificación de 18 estudiantes, todos menores de edad y por lo tanto inimputables ante la Justicia”.

Desde que empezaron con las amenazas realizaron siete allanamientos en Tres de Febrero y dos en San Martín. Un joven de 17 años estuvo detenido por 5 días, y el resto (casi todos menores inimputables) seguirán siendo citados a la sede de la Fiscalía para tener entrevistas y charlas junto a su familia y trabajadoras sociales. Hubo un caso en particular en donde el detenido, de 16 años, realizó 29 llamadas al 911.

Frente a este panorama, Valenzuela decidió, “ante la imposibilidad de juzgar penalmente a los imputados, iniciamos una demanda civil a los padres, madres y/ o tutores responsables de los jóvenes identificados como autores de los llamados para que respondan económicamente por las pérdidas que las acciones de sus hijos o hijas ocasionan a la comunidad”.

Esta decisión está en sintonía con la de su par de Morón, Ramiro Tagliaferro, quien fue también a fondo con el tema.  Desde este distrito difundieron que se invierten alrededor de 25 mil pesos en cada operativo de seguridad ante cada amenaza de bomba.

Por otro lado, el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, convocó a una reunión con la comunidad educativa local a los fiscales de Morón Daniela Barrozo y Leonardo Lisa, quienes investigan una serie de denuncias de esta índole.

En ese marco, Lisa destacó: “Hasta ahora podemos decir que todo esto está organizado por chicos, en principio no hay nada político atrás de esto, por lo menos en el ámbito judicial de Morón. Pero esto no es un juego y nosotros tenemos que investigarlo, más allá que no contemos con todos los medios para hacerlo. No terminamos de investigar uno que tenemos 10 llamados más”.

Print Friendly
FacebookTwitterGoogle+Compartir