Carlos Castellano: “San Isidro necesita una renovación fuerte de gestión”

Alejado de la función pública luego de 20 años, confesó que “fuera de la gestión uno reacomoda la forma de mirar las cosas”. Su agenda de ciudad y las críticas al intendente Posse.

Compartí nuestra nota
Share

La rutina de Carlos Castellano cambió desde diciembre, cuando finalizó mandato como concejal. Tras dos décadas en la función pública, y recién casado, hoy dedica la mayor parte del tiempo a su profesión de abogado.

“Cuando se sale de la gestión te permite un vínculo distinto con el ciudadano. A veces, cuando estás en la gestión perdés perspectiva. También está bueno volver plenamente a la actividad privada. Uno reacomoda la forma de mirar las cosas”, reveló.

El diálogo con Guía de Noticias comenzó con el balance de los últimos tres meses. “Muchos vecinos tuvieron miedo a los cambios, que nosotros creemos que le hacen falta a la ciudad y a la gestión municipal. Además, hubo una polarización muy grande. Desde un espacio vecinal, con una lista corta tuvimos un resultado único con casi 22 por ciento”, repasó.

La polarización fue evidente en los últimos comicios y su mirada al respecto es que “hay intereses que van más allá de los partidos políticos, que tiene que ver con intereses económicos, comunicacionales, que cuando perciben una amenaza tienden a la polarización”, y agregó, “en la próxima elección, que es legislativa, no veo condiciones para una polarización tan grande; pero va a depender mucho de las decisiones que tome el Gobierno y las estrategias de los espacios opositores”.

Por otro lado, mencionó: “Hay un espacio para seguir construyendo desde una mirada más independiente, colaborativa, que busque unirnos en función de la modernidad, la innovación y el progreso que necesitan varios barrios”.

Consultado por el futuro de ConVocación Cívica Cambia San Isidro, Castellano consideró que “es un espacio amplio, en el cual todos respetamos las distintas trayectorias, y lo que nos une es el estar convencidos de que San Isidro necesita una renovación fuerte de gestión”. O sea, la intención inicial es preservar el frente vecinal.

Y comentó cuáles son sus planes actuales. “Hay que trabajar sobre una agenda municipal, que la tenemos bastante consensuada, que tiene que ver con la transparencia; la urbanización de barrios de emergencia; hay que trabajar mucho en el tema de movilidad y estacionamiento público”.

Muy crítico de Gustavo Posse, el ex presidente del Concejo Deliberante disparó, “el mayor problema que tiene el municipio es el rojo superior a los 2.500 millones de pesos, un déficit muy alto que tiene que ver con una mala gestión. Vamos a tener problemas, pero no por cuestiones que tengan que ver con el contexto nacional y provincial”.

También alejado de la UCR, sigue los vaivenes partidarios desde afuera. “Es una fuerza importante, no sólo dentro de Cambiemos sino por su trayectoria a nivel nacional. Garantiza cierta ética republicana y la defensa de valores democráticos”, y destacó, “sus afiliados deben definir lo mejor para el radicalismo. Lo más lógico sería que el partido siga en línea con Cambiemos, haciendo su aporte político”.

Print Friendly, PDF & Email