En una extensa, presencial y poco difundida sesión, el Concejo Deliberante de Vicente López trató la Rendición de Cuentas del ejercicio 2019. En ese sentido, el dictamen de mayoría obtuvo 14 votos afirmativos de Juntos por el Cambio y fue rechazado por 8 ediles del PJ – Frente de Todos y Marcelo Chocarro.

Mientras que la oposición realizó múltiples objeciones y denunció subejecución y poca transparencia, el miembro informante del oficialismo, Diego Enrich, señaló, “pensamos que como municipio debemos tener prioridades. Programas con continuidad con el paso de los años”, y arremetió, “según cómo diga las cosas, puedo transformarlas en sospecha continua o en una gestión dinámica. Cuando tiramos cosas ligeramente generamos más tensiones que las necesarias”.

“Lo que no se puede discutir es que al final del camino, quienes nos tienen que decir si hicimos bien o mal las cosas, no dicen que nos equivocamos, que robamos. Nuestra tranquilidad es ese voto que pone el vecino en las urnas desde 2011”, remató.

Entre las voces críticas, Julio Ceresa repasó números. Mencionó que 4.100 millones de pesos se destinan a personal y gran parte de los fondos restantes se erogan mediante compras directas. Quedaron asimismo bajo la lupa las prórrogas de contrato con Transporte Olivos, encargada de la recolección de basura.

Desde la bancada apuntaron también a la ampliación presupuestaria, que pasó de 8 mil millones a 10 mil millones. Además, una vez más preguntaron cómo es la situación del plazo fijo del municipio, del cual, en apariencia, poco se informa.

Por su parte, Joaquín Noya comunicó posteriormente en redes sociales. “¿Qué pasó con los 316 millones de pesos de Desarrollo Social? No figuran en el informe anual del Departamento Ejecutivo”, y “332 millones no se utilizaron en 2019, son fondos que se podrían haber destinado para la construcción de Casas de Abrigos y jardines municipales”.

“Por qué el ex-vicepresidente del Grupo Bapro cobró en 2019 un millón de pesos al año cómo asesor del municipio”, se preguntó el edil, y cargó también contra una tasa que existe en varios distritos: “El municipio sigue cobrado un impuesto que es inconstitucional, la Tasa Vial”.