Compartí nuestra nota
Share

En este panorama de pandemia, la actividad comercial sufre un golpe a sus ventas; a pesar de la cuarentena, los municipios planifican cómo será la salida y la futura reactivación económica. En este sentido, varios dirigentes aportan su mirada. En diálogo con Guía de Noticias, el vecinalista Carlos Castellano, del espacio Repensando San Isidro, se mostró crítico de la gestión local y expuso sus ideas.

“Presentamos un proyecto para que se recuperen espacios públicos, como se hizo en la Ciudad de Buenos Aires. La idea es que aquellos comercios chicos que no tienen espacio para que ingresen varias personas, puedan mostrar sus productos y comercializarlos. Lo que pedimos es que se le gane espacio a la calle y así facilitar el paso de peatones”, explicó, y agregó, “de esta manera, los bares podrán tener mesas en las calles con la distancia social y los negocios de indumentaria exhibirán sus productos”.

La propuesta, que presentó junto con los concejales Carlos Juncos (UCR) y Gabriel Estoroni (Repensando San Isidro), incluye transformar los centros comerciales a cielo abierto de Boulogne, Martínez, Villa Adelina, Beccar, San Isidro y Acasusso.

“Trabajamos desde el vecinalismo con distintas ideas para ayudar a la mayoría de los sectores y que así puedan abrir con las medidas de prevención correspondientes. Notamos que la movilidad social existe por lo que tener los negocios cerrados es un poco torpe”, sostuvo el ex presidente del HCD.

Castellano también se refirió a otras medidas presentadas al municipio. “No nos parecía justo que se cobren tasas a comerciantes que están sin trabajar por servicios que hoy no se brindan, como el caso de las inspecciones de Higiene y Seguridad. Acompañamos una medida que tomó Vicente López que es la de generar un aumento en las tasas de las entidades financieras, los bancos y las grandes cadenas de supermercados para generar un fondo que sirva de subsidio a los comercios que no son esenciales. Pero no tuvimos respuesta por parte de las autoridades, porque el municipio no tomó ninguna medida de reactivación económica”.

“De esto se sale con audacia e innovación. Cuando tenés una gestión que está muy cómoda hace tantos años hay actitudes que se pierden. Necesitamos que los municipios acepten que la gente sale y que apelen a la responsabilidad de cada uno, con campañas constantes de prevención para que la actividad empiece a funcionar. Restringir la economía y no contener la parte social que es la principal transmisora, no tiene sentido”, opinó ante este portal.

Por otra parte, el ex funcionario se refirió al conflicto por el acuerdo del municipio con Uber. “Estoy a favor de la empresa, pero no se puede aceptar trabajar con un sistema que hoy opera de manera ilegal sólo porque le brinda un servicio gratis al municipio. El intendente no la quiere habilitar para no enfrentarse con los remiseros, pero que acepte a Uber porque le da viajes gratis me parece una irresponsabilidad terrible”, explicó.

Y añadió, “el municipio podría hacer un acuerdo con los transportistas escolares que tienen las combis paradas. De esta manera, ayudás a esas familias y, además, tenés un vehículo habilitado”.

Finalmente, Castellano habló sobre su alianza con el partido vecinal ConVocación por San Isidro: “Seguimos trabajando en un interbloque con siete concejales y es el segundo después del oficialismo. Los proyectos en un 80 por ciento se presentan en forma consensuada. Después hay otros en los que cada uno tiene autonomía. Desde que comenzó la cuarentena trabajamos temas de apoyo social en forma conjunta”.

Print Friendly, PDF & Email