Defensoría para “todos” en Tres de Febrero

La dependencia inaugurada está encabezada por Eduardo Márquez. La presencia del intendente Valenzuela. Gran concurrencia del peronismo local.

La Defensoría del Pueblo de Buenos Aires abrió una delegación en Tres de Febrero y participó buena parte del mundo político local. El defensor Guido Lorenzino y el intendente Diego Valenzuela encabezaron el breve acto junto al flamante delegado, Eduardo Márquez. La primera plana del oficialismo local y la dirigencia del peronismo zonal se dieron cita en la oficina de Caseros.

“El espíritu con el cual abrimos la delegación es ofrecer desde el Estado a los ciudadanos un lugar más para que puedan reclamar. La Defensoría es una boca más en la que los ciudadanos pueden plantear sus problemas e inquietudes, y juntos traer una solución”, expresó Lorenzino. Prometió “trabajar codo a codo con el municipio y todas las fuerzas políticas. “Más allá de la identidad que uno pueda tener, la Defensoría es un ámbito pluripartidario y sobre todo del ciudadano”, definió.

Además, remarcó: “Somos un ámbito del Estado, no somos una ONG ni un local partidario. Eso lo vamos a honrar con el compromiso que el ciudadano cada vez que venga acá se lleve una respuesta”.

Valenzuela, por su parte, destacó el arribo al distrito del organismo provincial. “Adherimos a la idea de una Defensoría presente, que baja al territorio, en diferentes colores políticos, por una mirada institucional”. En sintonía con el ex legislador sciolista, pidió que la nueva dependencia signifique “un Estado abierto, proclive a escuchar y resolver los problemas, con humildad y trabajo en equipo entre los tres niveles de gobierno”.

A su vez, el municipio está gestando una Defensoría propia. Consultado, el jefe comunal diferenció la tarea de las dos áreas. “La que hoy se inaugura tiene el foco en el nivel de Provincia, si bien vamos a trabajar en equipo en los temas de interés de los vecinos. La otra es decisión del pueblo soberano de nuestra ciudad, por medio del Concejo Deliberante, y seguramente tendrá un foco más institucional”.

EL ROL DE LA DEFENSORÍA

La oficina ubicada en Moreno 4712 es la delegación número 20 inaugurada por el actual defensor bonaerense. Ya atiende a los vecinos, que pueden acercarse con inquietudes sobre el funcionamiento de los servicios públicos, de salud y transporte, que son las demandas más recurrentes, así como sobre PAMI o ANSES.

Sobre el delegado, Lorenzino manifestó que “confiamos en él, porque va a estar a la altura del compromiso que tenemos con los ciudadanos, con el oído abierto, con el respeto y sin distinción partidaria”. Márquez expresó su satisfacción por el nuevo cargo, pero a su vez remarcó la responsabilidad que asume. “Vamos a trabajar con compromiso y en conjunto con las otras delegaciones. Vamos a escuchar al vecino como siempre lo hicimos y daremos viabilidad a su reclamo”, aseguró.

La Defensoría del Pueblo bonaerense es un organismo público creado por la Constitución provincial. Según la normativa, “tiene a su cargo la defensa de los derechos individuales y colectivos de los habitantes. Ejerce su misión frente a los hechos u omisiones de la administración pública, fuerzas de seguridad, entes descentralizados o empresas del Estado que impliquen el ejercicio ilegítimo, defectuoso, irregular, abusivo, arbitrario o negligente de sus funciones”.

El dirigente peronista Guido Lorenzino fue designado en 2016, por medio de una negociación entre el sector de Florencio Randazzo y la gobernadora Vidal, y fue luego ratificado en la Legislatura. En ese marco, tras las elecciones de 2017, Lorenzino determinó crear una delegación en Tres de Febrero. Márquez, un hombre de su riñón y también muy cercano a Gabriel Katopodis, fue desde siempre el indicado para encabezarla.

CONCURRENCIA PLURIPARTIDARIA

Dicha inauguración fue un acontecimiento que cruzó a la plana mayor del gobierno municipal con las dirigencias de buena parte del peronismo local, que vinieron a acompañar al nuevo delegado.

De parte de la Comuna, además del intendente, se acercaron el presidente del Concejo Deliberante, Sergio Iacovino, y el secretario General, Fernando Ramos, dos de los hombres de Valenzuela que más dialogan con la oposición. Por otro lado, se acercó la bancada del PJ-FpV-UC casi en pleno. Máximo Rodríguez, su presidente, Ana Balor, Hugo Sebastián Curto, Alejandro Collia, Agustín Ciorciari y Cristina Heredia dieron el presente. También, Cristian Tiedemann, ex responsable de la ANSES local que se alejó del núcleo curtista y está ya lanzado para 2019.

Desde el municipio de San Martín llegaron para apoyar a Lorenzino y a Márquez el subsecretario de Gobierno, Marcos Vilaplana, el director de Legal y Técnica, Marcelo Di Salvo, y el director de Defensa al Consumidor, Adrián Ganino.

¿El massismo? Según indagó Guía de Noticias, del sector vinculado al tigrense fue invitado el edil local Gustavo Spalletti, quien se excusó de estar por cuestiones de agenda. Márquez había participado en las internas del Frente Renovador en 2015.

Print Friendly, PDF & Email
Share