El intendente Lucas Ghi junto con la presidenta de AySA, Malena Galmarini, habilitaron la red cloacal en una zona de Haedo norte. Las obras, que se encontraban paralizadas desde mediados de 2019 y contaban con un avance del 75 por ciento, beneficiarán a 3389 vecinos y vecinas.

Tras finalizar el encuentro, el jefe comunal expresó: “Malena se propuso desde el primer día no sólo recomenzar aquellas obras que estaban paradas, sino ampliar la agenda de obras con más servicio, con más expansión de agua y de cloacas”, y señaló, “hoy son más de mil conexiones y no hace más que renovarnos en el desafío de ir por lo que falta”.

Ghi adelantó: “En Morón tenemos un sueño, pensar que al fin de este mandato tengamos toda la ciudad plenamente conectada, y no dudo que vamos a trabajar para lograrlo”.

En tanto, la presidenta de AySA dijo, “venimos hoy, no solamente a poner en funcionamiento esta red, la mitad la habilitamos en julio del año pasado, sino además a reparar tantos años de abandono, tantos años de injusticia con estos vecinos y vecinas”.

La construcción de la red implicó la instalación de 10.593 metros de cañería y 1296 conexiones domiciliarias. Contempla la zona delimitada por las calles: Autopista Acceso Oeste, Margarita Corvalán y Avenida Presidente Perón, y parte de Haedo delimitada por las calles Presidente Perón, Colihue, Tres Arroyos, Ricardo Balbín y Goria.