El intendente de Vicente López, Jorge Macri, dialogó con padres, profesores y directivos de escuelas privadas del municipio acerca de cómo afectó económicamente la pandemia a la educación.

Además, debatieron sobre el proyecto presentado por senadores de Juntos por el Cambio, que establece una ayuda extraordinaria no reembolsable para los colegios privados de la provincia de Buenos Aires golpeados por la crisis del Covid-19, y que cientos de ellos se encuentran en peligro de cierre.

Participaron de la charla el senador nacional Esteban Bullrich; el secretario de Educación de Vicente López, Eduardo Viñales; el diputado bonaerense Sergio Siciliano, el titular de la Asociación de Escuelas Privadas, Martín Zurita; y la dueña del jardín Rayito de Sol, Adriana Etcheverry, entre otros.

“La media sanción del Senado bonaerense a este proyecto es una gran noticia y un buen primer paso para a que escuelas se mantengan de pie en este momento tan difícil”, expresó Macri, y agregó: “Esperamos que el bloque de diputados del oficialismo y el gobierno de la Provincia estén a la altura de las circunstancias. Es fundamental que entiendan la gravedad de la situación que atravesamos y que esta iniciativa busca sostener a las escuelas”.

El proyecto solicita al gobierno provincial que otorgue un subsidio extraordinario a todos los establecimientos educativos del sector y que se les condone la deuda por no haber pagado a tiempo los aportes previsionales del personal.

Este aporte beneficiará a más de 4500 escuelas y 1,3 millones de alumnos. En este sentido, el jefe comunal expresó, “queremos que los chicos sigan yendo a la escuela que van desde hace años con sus compañeros de toda la vida, y que lo económico no sea un impedimento. Además, para muchos padres resulta angustiante saber que tienen que cambiar a su hijo de colegio porque no lo pueden pagar. Desde el municipio acompañamos a todos los alumnos para que tengan las mismas oportunidades de progresar”.

Desde Vicente López, por segundo año consecutivo se mantuvo el Programa de Becas de Continuidad Educativa en 19 escuelas parroquiales y subvencionadas por el Estado, beneficiando a 1600 familias, a partir de una inversión de 19 millones de pesos.