Posse: “La ley impositiva no conformó a nadie”

El intendente rechaza las subas en los impuestos Inmobiliario Urbano y Rural impulsadas por el Frente de Todos. Respaldo a los legisladores de Cambio Federal.

Finalmente, tras intensas negociaciones entre el oficialismo y la oposición, la Legislatura bonaerense sancionó la Ley Impositiva impulsada por el gobierno encabezado por Axel Kicillof.  En ese sentido, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, celebró su aprobación, pero rechazó las subas del 75% en los impuestos Inmobiliario Urbano y Rural, impulsadas por el Frente de Todos.

“Esta ley no conformó a nadie. Las modificaciones del proyecto original no son del agrado del gobernador Kicillof y nosotros no estamos de acuerdo con el aumento del 75% del inmobiliario urbano y rural que excede la inflación”, expresó el jefe comunal.

Además, remarcó: “Es importante que como oposición hayamos aportado a la gobernabilidad. Es bueno el intercambio de opiniones y modificaciones en un proyecto tan importante. Sin embargo, si hablamos de lo más importante que es el bolsillo de la gente, hay que reconocer que no logramos imponernos como se debía”.

Posse expresó su conformidad por la manera de actuar de los legisladores del bloque Cambio Federal. En efecto, los diputados possistas Walter Carusso y Fernando Pérez, y quienes están alineados con Monzó, Martín Rodríguez Yelpo, Guillermo Bardón y María Elena Torresi, votaron en soledad en contra del aumento del 75%, a diferencia de sus pares de Cambiemos.

“Con nuestros legisladores siempre se buscó atender los asuntos de los vecinos y de los municipios, garantizando la gobernabilidad. Respeto al Ejecutivo provincial en el sentido de la necesidad que tiene y cómo encara una situación difícil en la provincia De Buenos Aires, pero insisto en que no tengo la misma interpretación de la aplicación de este aumento”, destacó.

El intendente agregó, “en la propuesta que se votó hay casi 270 mil contribuyentes del impuesto Inmobiliario Urbano que van a pagar el 75% de aumento. Nosotros insistimos que esa suba debe ser aplicada a las propiedades con una valuación fiscal superior a 2.250.000 de pesos, como lo hicimos en 2018, y que en el caso que se abone en una cuota contado antes del 31 de marzo del corriente año, la suba sea del 55%”.

Print Friendly, PDF & Email
Compartí nuestra nota
Share