El municipio de Morón constató que 74% del colectivo LGTBI sufrió violencia institucional. Se trata de los resultados de una encuesta local que realizó la Secretaría de Mujeres, Géneros, Diversidad y Derechos Humanos.

La mayoría de quienes respondieron fueron mujeres y varones bisexuales, gays y lesbianas. También respondieron personas no binaries e identidades sexogenéricamente disidentes. En cuanto a la orientación sexual, también hubo respuestas de personas asexuales, heterosexuales y pansexuales.

En la presentación de dicha encuesta, la secretaria de Mujeres, Géneros, Diversidad y Derechos Humanos, Cinthia Frías, sostuvo que “nos permite tener un diagnóstico más preciso sobre las demandas de lesbianas, gays, bisexuales, travestis, trans, intersexuales y otras identidades sexogenéricamente disidentes, para que las políticas públicas destinadas a esta población sean cada vez más concretas y eficaces”.

La institución familiar es el primer lugar de expulsión frente a la manifestación de disconformidad en relación con la identidad u orientación sexual. El 37, 4% indicó haber sufrido violencias y/o discriminación en su ámbito familiar, mientras que el 8% indicó no saberlo.

Las instituciones, tanto educativas como de salud, son el segundo lugar de expulsión, ya que 74,5% indicó haber sufrido violencia por parte de ese tipo de instituciones. En este sentido, se considera de suma importancia trabajar dentro de esos espacios con esta perspectiva para evitar que se amplíe la brecha de desigualdad y exclusión del colectivo.

Del 74.5% que afirmaron haber recibido violencia institucional, el 53,8% la sufrió en instituciones educativas mientras que el 23,3% en instituciones religiosas. El 13,5% indicó nunca haber sufrido violencia institucional. También quienes respondieron visibilizaron la violencia en áreas administrativas (7,3%), por parte de las fuerzas de seguridad (7,3 %) y en instituciones de la salud (12,4%).

En cuanto a los tipos de violencia por parte de las instituciones mencionadas, les, las, los que respondieron indicaron que padecieron violencia psicológica (39,6%), simbólica (25,2%) y física (9%). En menor medida, la violencia económica (6,8%) y sexual (5,4%). Un 7,9% indicó no saber qué tipo de violencia sufrió.

Finalmente, respecto a la pregunta sobre la situación de personas del colectivo LGTBI+ cercanas, el 71,1% respondió que sí conoce a otres, otras u otros que sufren algún tipo de violencia de género.

La encuesta se desarrolló del 1º al 31 de agosto, sobre un alcance de 188 personas que respondieron a través de un formulario digital. La mayoría de les, las, los que respondieron tienen entre 31 y 40 años. El segundo rango de edad predominante es el de 19 a 25 años.

En cuanto a la localidad, el 41,5% de quienes respondieron viven en Morón, mientras que 30,9% en Castelar. El 27.7% restante se reparte entre Villa Sarmiento, Haedo y El Palomar.

Respecto a la situación educativa y laboral, el 53,7% estudia mientras que el 41% indicó no hacerlo. Y trabaja el 60,1% de quienes respondieron la encuesta.