Compartí nuestra nota
Share

A pesar de que ningún gobierno parece preparado para escapar del derrumbe financiero que trae aparejada la pandemia de Covid 19, algunos ensayan fórmulas para minimizar la debacle. Uno de esos casos son los intentos en distritos del Conurbano para evitar una mayor caída económica – social, y en ese sentido, en Tres de Febrero dieron ya algunas señales.

La Gobernación autorizó una flexibilización parcial que contempla la vuelta a las fábricas de 16 empresas industriales. Son autopartistas, fabricantes de bienes de capital, metalmecánicas y metalúrgicas, textiles, plásticas, empresas del sector de petróleo y exportadoras de servicios de ingeniería. Diego Valenzuela envió la petición por 66 industrias.

También fue solicitada una flexibilización de la cuarentena relacionada con comercios de escala barrial – que no representen conglomeraciones – y del rubro de la construcción. El intendente explica en privado que está preocupado en contener a los sectores medios, con escasa asistencia del Estado.

Por otro lado, ante la caída estimada del 50 por ciento en la recaudación por tasas y coparticipación, más las dificultades con la implementación del pago online, la Comuna habilitó nuevamente el cobro por ventanilla en el edificio municipal o en los Centros de Atención al Vecino. Se tienen en cuenta protocolos sanitarios y hay una distribución de fechas según la terminación del DNI.

El municipio tuvo problemas para abonar los salarios de abril. La situación se destrabó cuando Provincia giró más fondos. De todos modos, para adelante el jefe comunal anticipa que debe seguir con ahorros en algunas áreas.

CORONAVIRUS

A la par de los vaivenes en las cuentas, la gestión de Valenzuela acompaña las iniciativas del gobierno nacional y el provincial para hacer frente al avance del Covid 19. Este miércoles 13 comenzó una serie de operativos preventivos, con agentes que recorrerán los centros comerciales para orientar a los vecinos. Además, saldrá un móvil sanitario que hará hisopados que serán enviados al Hospital Posadas.

En cuanto al hospital modular de Martín Coronado, sólo falta equiparlo y el recurso humano depende de Nación. Quizá esté operativo antes que finalice mayo. El intendente destaca asimismo la labor del personal de la Mesa de Febriles que monitorea, por ejemplo, los más de 40 geriátricos del distrito.

Confía que uno de los aspectos positivos que podría dejar esta pandemia es el “fortalecimiento de las ciudades” y una revalorización del rol de los jefes comunales.

Print Friendly, PDF & Email