Ante la aparición de comunicados de una autodenominada comisión normalizadora, conducida por el ex dirigente empresario Osvaldo Cornide, la cual está difamando a OSDEPYM con información falsa y confusa, esta obra social comunica a sus socios, prestadores, proveedores y público en general que:

El responsable de declaraciones radiales de esa comisión, Mauro González, no es socio de OSDEPYM desde hace años y ya se le han iniciado acciones legales por difamación y por el daño que le está causando a la obra social.

OSDEPYM cumple con todas sus obligaciones prestacionales de servicios y económicas, en términos y plazos normales para el mercado de la salud.

OSDEPY M desarrolla su actividad con los mismos problemas que tienen todas las gerenciadoras y efectores de salud y que son preocupación tanto de la CGT por sus obras sociales, de las obras sociales de Dirección y de la Medicina Prepaga, basados en el desfinanciamiento del sistema por sus altos costos, consumos crecientes, medicamentos de altísimo valor, entre otros. Todo el sistema de salud está tensionado desde hace unos años y la pandemia no hizo más que agravarlos.

La actual administración ya ha informado a la Superintendencia de Servicios de Salud, también hizo público que es voluntad de esta intervención normalizar OSDEPYM en el segundo semestre del corriente año, luego de cumplir con todos las obligaciones normativas y legales previstas, con lo cual todos los socios tendrán la posibilidad cierta de elegir a sus futuros directores en Asamblea democrática.

El Sr. Osvaldo Cornide y su comisión normalizadora conoce perfectamente todo lo aquí expuesto, sin embargo optó por un camino oscuro que persigue otros intereses y valores ajenos a la familia OSDEPYM.

En virtud de las referidas declaraciones difamatorias y el notorio perjuicio y desprestigio para nuestra obra social que las deplorables actitudes de Cornide han producido, así como su comportamiento desleal con OSDEPYM, los firmantes del documento decidieron declarar “persona no grata” a Osvaldo Cornide. Asimismo, se dará inicio a las acciones legales civiles y penales correspondientes a los fines que su reprochable proceder sea severamente castigado.