Encuentro Progresista sale a seducir al electorado de centroizquierda

Miguel Lifschitz, Ricardo Alfonsín y Margarita Stolbizer trabajan en el armado del progresismo para 2019. Homenaje y lanzamiento. Conversaciones con el peronismo.

En su primer acto público conjunto, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, el dirigente radical Ricardo Alfonsín y la líder del GEN, Margarita Stolbizer, formalizaron su armado político para las elecciones presidenciales de 2019, en el que se distanciaron de los “errores del pasado” y reivindicaron una propuesta progresista con “autoridad moral”.

Los dirigentes del “Encuentro Progresista” encabezaron un homenaje al ex presidente Raúl Alfonsín en el Palacio Alsina, coincidente con el aniversario número 35 de las elecciones que lo llevó a la Presidencia y puso fin a la dictadura cívico-militar.

Este armado político, que ya se mostró cercano con el peronismo federal y tuvo su foto con Sergio Massa, busca posicionarse en una alianza más amplia que sea competitiva.

“No tenemos ninguna intención de remontar los fracasos ni los triunfos del pasado. No nos une la nostalgia, nos une la esperanza”, afirmó Stolbizer, al ser la primera oradora del homenaje realizado en el histórico edificio de la Ciudad de Buenos Aires.

“Tenemos la obligación de no seguir a las personas sino a las ideas. Hay que salir de la Argentina de los personalismos, con partidos fuertes y sólidos”, resaltó.

Aunque evitó hablar de candidaturas,  Lifschitz pidió por una renovación de la democracia que sea “igualadora”. “Si la democracia no incomoda, si no genera cambios, es porque perdió fuerzas y energía, y empieza a perder sentido para la gente”, reflexionó.

Continuó el dirigente socialista, “fracasó el peronismo, fracasó el kirchnerismo, fracasó el radicalismo y nosotros también, a la hora de construir una propuesta exitosa para la Argentina. Pero lo cierto es que tenemos que asumir el futuro dando vuelta una página, construyendo una nueva agenda sobre los valores históricos de las fuerzas progresistas de América Latina”.

“No somos responsables de los fracasos de los últimos 40 años”, afirmó. “Podemos asumir que no tuvimos la audacia suficiente, pero no nos tenemos que hacer cargo de los bolsos de (José) López ni el desastre de la economía que tenemos hoy. Por eso tenemos la autoridad política y moral para convocar a un nuevo proyecto para Argentina”, remarcó el santafesino.

Por su parte, Ricardo Alfonsín hizo mención al debate en torno al populismo y tomó distancia: “Les tengo miedo a los populistas, pero también a los anti populistas. En algún momento, hasta la Constitución va a ser populista”. “Tenemos que reflexionar sobre las deudas pendientes; deudas que no son de la democracia, sino de los gobiernos, de la política y de otros sectores”, consideró.

“Tenemos que poner en marcha una segunda transición, ya no de la dictadura a la democracia sino de la democracia formal a la democracia social”, señaló.

Convocada con la consigna “Los desafíos de la construcción de una agenda progresista para la Argentina”, la cita partidaria comenzó con una apertura de un grupo de jóvenes políticos que resaltaron la figura del ex mandatario y continuó con una charla introductoria de la ensayista Beatriz Sarlo y el sociólogo Alejandro Katz.

También hubo algunos saludos políticos. Llegaron mensajes del neurólogo Facundo Manes, Pablo Micheli, Humberto Tumini y Mario Mazzitelli, entre otros. Del acto participaron también el presidente del partido socialista, Antonio Bonfati, y el legislador porteño Roy Cortina, entre otros.

Print Friendly, PDF & Email
Share