A pocos días de la votación en el Concejo Deliberante de Tres de Febrero de la Rendición de Cuentas del ejercicio municipal 2020, Marcelo Bello, presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, evaluó que “es una Rendición absolutamente transparente, coherente con el año que vivimos”.

En diálogo con Guía de Noticias se mostró complacido por el trabajo en la comisión y contó que “todos los concejales pudieron revisar la documentación y hubo dos computadoras con acceso al Rafam; además, los empleados del Concejo trabajaron muy bien”.

Números. La gestión de Diego Valenzuela transitó el año pasado con un Presupuesto prorrogado, por 4 mil millones de pesos, con un incremento en el cálculo superior a los 2 mil millones. Finalmente, el 48 por ciento de los ingresos fueron de origen municipal y el ejercicio arrojó un superávit de 1078 millones de pesos.

“Es una Rendición absolutamente transparente, coherente con el año que vivimos. El año 2020 se caracterizó por una imprevisión absoluta; hoy, terminada la primera ola de la pandemia uno puede tener una idea de cómo será la segunda ola”, mencionó el edil radical, y repasó, “el primer semestre se trató de hacer ahorros en la mayor cantidad de rubros posibles para hacer frente al gasto social, que fue del 68 por ciento”.

La votación en el recinto terminó 12 – no estuvieron los concejales oficialistas María de los Ángeles Berardi y Esteban Cibrán – a 10 por la negativa, del bloque Todos – PJ. De hecho, desde la oposición hicieron cuestionamientos sobre el destino de recursos girados por Nación y Provincia.

Bello, durante la entrevista con este portal, negó que haya existido falta de claridad en la documentación respaldatoria: “Todo el dinero que entró de Provincia, que fueron 228 millones, fueron a servicios básicos de Salud, Desarrollo Humano, Educación, infraestructura”.

Puntualmente sobre la observación relacionada con el área de Seguridad deslizó, “los patrulleros que no ven en la calle son de Provincia, los patrulleros municipales están todos y funcionando”, y aclaró, “el tema es que entró cerca de fin de año un aporte de 220 millones, del Fondo de Fortalecimiento de Seguridad, que no se llegó a pagar durante ese ejercicio”. Ese dinero es para la adquisición de una veintena de vehículos.

Más allá de las diferencias exhibidas en el recinto, el edil de Juntos por el Cambio remarcó que la oposición no señaló irregularidades, “hasta algunos concejales destacaron el tema de la transparencia, el acceso a la información. No hubo ocultamiento de ningún dato”. Habrá que ver cómo continúa la convivencia en un año electoral y ante otra sesión clave, como es Presupuesto, cuya votación sería a fines de abril.