Paro y reclamos: el virus mortal es el patriarcado

Cuarto Paro Internacional Feminista. El acto en el Congreso y la movilización por la igualdad de derechos. Mucho para reflexionar, nada que festejar.

Compartí nuestra nota
Share

“La deuda es con nosotras” fue el lema del cuarto Paro Internacional Feminista, Productivo y Reproductivo convocado por distintas organizaciones referentes del movimiento. Sin embargo, el motivo principal por el que muchas decidieron salir a las calles fue porque las mujeres siguen muriendo en manos del patriarcado. Este 2020 suma ya casi 70 femicidios.

Una vez más, la zona del Congreso se tiñó de violeta, verde y muchos brillos. Los infaltables pañuelos que representan a la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y los originales carteles que muchas mujeres eligen llevar, hicieron de este 9 de marzo una lucha colectiva por la igualdad de derechos.

El movimiento en las calles comenzó pasado el mediodía cuando las organizaciones y grupos autoconvocados empezaron a reunirse. La mayoría marchó desde Casa Rosada por Avenida de Mayo, hasta Congreso. A lo largo de esas cuadras proyectos autogestivos improvisaron ferias con todo tipo de merchandising, mientras otras cantaban y bailaban al ritmo de “se cuidan, se cuidan los machistas, América Latina va a ser toda feminista”.

Algunas de las frases escuchadas allí fueron: “Por mí, por ti y por todas mis compañeras. Viva la huelga feminista”; “No soy frágil como una flor, soy frágil como una bomba”; “Paramos porque estamos vivas”. De todos modos, en días en que la preocupación mundial gira en torno al corononavirus, muchas de las pancartas hicieron alusión al tema: “El machismo mata más que el coronavirus”; “La violencia machista es epidemia, pero no hay barbijo que nos proteja”; “El virus mortal es el patriarcado”.

Alrededor de las siete de la tarde, cuando todas las columnas habían llegado al escenario montado en el Congreso y las primeras gotas de lluvia empezaron a caer, comenzaron a leer el documento colectivo. Las oradoras se turnaron para ponerle voz a las palabras. “La deuda es con nosotres. Con las trabajadoras, con nuestro derecho a decidir, con nuestra salud, con nuestras vidas y con nuestra educación pública, laica y gratuita”.

Quienes estuvieron a cargo de la lectura fueron Georgina Orellano, secretaria General de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (ANMAR); Nina Brugo, cofundadora de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito; y Marta Dillon, periodista, entre otras.

Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea fundadora, cerró el discurso al grito de “¡será ley!”, con su puño en alto y el pañuelo verde en mano, bajo el aplauso de todas las presentes.

Así finalizó otra jornada feminista de mucho color, pocos tintes políticos y nada para festejar, porque las cifras de este año son realmente alarmantes.

Print Friendly, PDF & Email