Compartí nuestra nota
Share

Con un tono empático y un llamado a la responsabilidad social y a «estar más unidos que nunca», Alberto Fernández anunció este viernes que desde el 1º al 17 de julio se implementará una cuarentena casi total en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), con salidas únicamente para cubrir necesidades básicas. Estarán habilitados para trabajar los rubros esenciales que figuraban en el primer DNU de marzo.

A casi cien días del inicio del aislamiento, el Presidente dijo, «no saben cuánto valoro la libertad. Pero para ser libres hay que vivir. Cuidemos la vida, esto es lo que debemos hacer ahora». A su lado, en el quincho de la quinta de Olivos, estaban otra vez el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Fue un comunicado grabado y editado de casi una hora, que tuvo algunos problemas de sonido.

El mandatario, en tanto, anunció que ampliarán el nivel de testeos mediante los operativos Detectar, que implica una búsqueda activa de casos sospechosos y medidas de aislamiento.

A partir del 1º de julio sólo podrán seguir trabajando los 24 rubros esenciales que estuvieron habilitados en el primer DNU del 20 de marzo. Las actividades y personas habilitadas son, entre otras: el personal de Salud, las fuerzas de seguridad, las personas que deban asistir a otras con discapacidad, a familiares o a personas mayores; el personal que se desempeña en los servicios de comunicación; los supermercados; la industria alimenticia; la actividad agropecuaria y el reparto a domicilio.

Estos rubros esenciales deberán volver a tramitar el lunes su permiso en la app Cuidar y desde entonces serán los únicos que podrán utilizar el transporte público. Los comercios no esenciales no podrán abrir sus puertas.

En el caso de las industrias del Gran Buenos Aires, en tanto, se mantendrán los sectores productivos esenciales, los parques industriales, las industrias de proceso continuo, y los sectores vinculados con la exportación. Todos deberán procurar transporte propio y tener protocolos sanitarios.

En la Ciudad, la actividad deportiva quedará suspendida. Rodríguez Larreta finalmente cedió a ese pedido para dar una señal clara a la población. Sí seguirán vigentes en Capital Federal las salidas recreativas con niños durante el fin de semana.

«Estamos dando una batalla en conjunto, hemos dejado a un costado toda diferencia política. Les pido que entiendan y les pido que nos ayuden», dijo Fernández, que en varios pasajes de su discurso aseguró «comprender» el agobio que la cuarentena provoca en los bolsillos. «Sabemos que tiene un impacto económico, no soy un necio», aseguró.

A su turno, Rodríguez Larreta le dio a las medidas un carácter de último esfuerzo. «Vimos en otras ciudades que, a partir de que se hace una restricción más dura y con mayor testeo, en muchos casos la curva empieza a dar la vuelta y logra que los contagios bajen», dijo, con la intención de mostrar un horizonte de salida.

Más moderado que en otras ocasiones, Kicillof agregó: «Si hubiéramos seguido el camino de Brasil o Chile, aunque las comparaciones sean odiosas, hoy en Argentina tendríamos entre 250 mil y 600 mil contagios». «Tenemos que vaciar las calles, volver a quedarnos en casa», señaló.

Para evitar un «limbo» el 29 y 30 de junio, un nuevo DNU el lunes prorrogará el ASPO para área metropolitana. El decreto irá acompañado de fuertes operativos de tránsito. Pero las nuevas restricciones entrarán en vigencia desde el miércoles. Algunos funcionarios evaluaron necesario dejar dos días «puente» para reforzar la comunicación de las medidas y para «ensayar» la instrumentación y el control policial.

El Presidente adjuntó al mensaje de la nueva cuarentena, al que bautizó como «plan de acción», una serie de anuncios económicos, algo que no había hecho en ocasiones anteriores. Fernández dijo que el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) aplicará para los sueldos de junio en el caso de las empresas del AMBA y que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de 10 mil pesos para los sectores de menores ingresos también se prorrogará en los casos del AMBA y Chaco, las zonas con mayores contagios de coronavirus. No especificó que pasará con el IFE en el resto del territorio nacional.

Print Friendly, PDF & Email