Inicio 1 Persona Elle Van Tok: marca, sentido y concepto

Elle Van Tok: marca, sentido y concepto

Elle Van Tok es un juego de palabras que significa palabras mayores. Es una marca de ropa interior que navega el triple impacto: promueve la economía basada en la colaboración, la integración social y la protección ambiental. Incluso, María Eugenia (Maru) Arabehety, fundadora, aclara que ya representan el cuarto impacto, que abarca el compromiso político, con la inclusión, la sororidad.

Casi imposible referirse a Elle Van Tok sin vincularla con el recorrido de Maru. Vive hoy en Bariloche con su familia; nació en Buenos Aires, vivió en Alemania y Polonia, entre otros países, donde se capacitó en lencería. Emprendedora, diseñadora de Indumentaria de la UBA y profesora de Historia del Arte. Sonrisa amplia.

Orígenes de la marca. “Nació en 2012 como concepto y me tomé dos años para aprender en talleres – cuenta a Guía Sexus -. Surgió por una necesidad propia. Padecí la mayoría de las cosas que cuentan las chicas con los talles. A veces la discriminación es del entorno y a veces te auto discriminás”.

“Por otro lado, la sensibilidad tras haber pasado por situaciones de acoso y de abuso desde chica creó una empatía, en principio, con las mujeres, después se fue incrementando”, revela.

Elle Van Tok es sinónimo de diversidad, lucha contra la violencia de género; también de discapacidad y empoderamiento. Organizan talleres y participan de actividades diversas. “Quería generar una marca que tuviera sentido. Empezó un equipo chico de trabajo y se amplió incluyendo ‘aliadas’”, dice, a la vez que destaca el rol de las seguidoras.

Cuentan en la actualidad con sedes en Rio Negro y Buenos Aires. Durante la pandemia llegaron a tener 40 puntos de venta en el país. La fórmula es, además, exitosa: “Año tras año duplicamos las ventas y el año pasado triplicamos”. Aunque existe una crisis de crecimiento, motivo por el cual proyectan la búsqueda de un socio capitalista para dar un salto de inversión y aumentar la capacidad productiva.

Al profundizar sobre el concepto que envuelve al emprendimiento, Maru comenta, “yo pensaba que integración social era darles trabajo a personas con pocas oportunidades. Entendí que es la horizontalidad y compartir saberes. Pensar alianzas”.

¿La imagen es todo? “Al comienzo hacíamos campañas profesionales. Quería que fotógrafos, maquilladores profesionales, se unieran con este segmento. También que haya una mirada feminista. Después incorporamos personas trans y queríamos que se sientan bien y tengan voz y voto a la hora de decidir qué ponerse”.

Y añade que “luego empezaron las producciones de las seguidoras. Tenemos un montón de material de seguidoras que están creando la identidad de marca. No es sólo mostrarse es abrirse a un montón de miedos y trabas”.

En momentos en los cuales el debate por el cambio climático parece que ocupa el lugar que merece en la agenda de algunas naciones, la responsabilidad individual y colectiva puede ser un gran aporte. En eso trabajan hace 8 años en Elle Van Tok. Así lo explica su fundadora, “fomentamos ecosistemas colaborativos. Junto con nuestras aliadas creamos sinergia para dejar un camino fértil hacia un desarrollo próspero y sustentable”. De esta manera se involucran con el destino del producto desde el inicio de la cadena hasta el momento de ser desechado.

ÚLTIMAS NOTAS